cac instagram cac twitter cac facebook

La descalificación en 10.000 Marcha deja sin medalla a Pablo Pastor en el Campeonato De España Sub-18

Cto Esp Sub18

  • Carlos Viñas logra la 9ª posición en 400 vallas
  • Francisco Sevilla, 4º en su serie, a las puertas de la final

Este fin de semana se ha disputado en Castellón el Campeonato de España Sub 18 de la RFEA, la prueba que pone punto y final a la temporada para prácticamente la mayoría de los atletas de esta categoría, a excepción de aquellos que sean seleccionados para las dos competiciones internacionales próximas: Encuentro España-Portugal “Trofeo GO FIT” (Madrid, 29 de junio) y el Festival Olímpico de la Juventud Europea (Bakú, Azerbaiyán, del 20 al 28 de julio).

Tres atletas del Club Atletismo Cuenca han acudido a la ciudad castellonense con las marcas mínimas en 400 vallas, 1.500 metros y 10.000 marcha: Carlos Viñas, Francisco José Sevilla y Pablo Pastor. No ha sido precisamente un campeonato nacional donde los conquenses hayan gozado de algo de fortuna para optar a las finales de 400 vallas y 1.500 y la medalla en marcha, su principal objetivo.

Fue Carlos Viñas el primero en saltar a la pista Gaeta Huguet en la jornada vespertina del sábado. Con una marca mínima de inscripción de 16.45, la undécima de los 21 participantes, éstos fueron distribuidos en tres series donde los dos primeros de cada una y los dos mejores tiempos entrarían en la final. Carlos estuvo espléndido siendo tercero en su serie con 46.16, pero se quedó en la novena posición y a las puertas de la final. Fue su mejor marca de la temporada y ampliamente batida por 29 centésimas. Fin a un año en la que ha logrado tres mínimas y la presencia en tres campeonatos de España, además de que acabará en posiciones de privilegio en el ranking nacional.

Acechando la noche llega el turno de Francisco Sevilla en una terrible semifinal de 1.500 compuesta de tres series con doce atletas en cada una. El conquense cuenta con la vigésimo séptima marca de inscripción (4:08.72) y un gran potencial de mejora si la carrera es rápida, lo que, en teoría, al ser la tercera serie debería pasar. Pasan a la final los tres mejores de cada serie y los tres mejores tiempos. 

La primera y segunda serie han sido muy muy rápidas, quedando el tercer tiempo que otorga la clasificación en 4:05.48. Los atletas de la tercera serie lo saben, pero hacen caso omiso y en vez de hacer una carrera rápida lo que provocan es una carrera “perra”, esas en las que nadie tira reservando fuerzas para el final para jugárselo todo a los tres primeros puestos como si fuera una final; error monumental que a más de uno dejó arrepentido.

Únicamente al inicio es el conquense el que toma el mando, pero desiste al no tener el relevo de nadie. La carrera es muy lenta y está claro que explotará en el último tercio. Llega ese momento y Francisco está tapado por el interior de la pista teniendo que salir desde el undécimo puesto a buscar al menos el tercero para meterse en la final porque por tiempos la serie no tiene opción. Realiza unos 500 metros finales espectaculares, remontando posiciones hasta llegar en la cuarta posición, a solo 64 centésimas del tercero, con una marca de 4:11.10. La serie se gana con unos penosos 4:09.55. 

A las 9:30 horas del domingo está programada la prueba de 10.000 marcha. Para Pablo Pastor es su primer 10.000 en pista, y para todos será más duro que el de ruta, al menos por la temperatura ambiente. Entre los 24 participantes, el conquense es uno de los favoritos para las medallas junto a Paul Mcgrat y Jorge López. La salida es una estampida y en la primera vuelta el grupo de cabeza está reducido a seis atletas con enorme diferencia sobre los demás. Con el paso de los kilómetros el grupo cabecero se va desgranando y a mitad de carrera manda Mcgrat con Pablo segundo a 30 metros y Jorge tercero muy lejos del conquense.

Hacia el kilómetro siete las distancias en la cabeza se mantienen y las medallas parecen tener dueños, pero para sorpresa general Pablo Pastor es enviado por los jueces al pit line y penalizado con un minuto, lo que le hace perder la segunda posición. Pero no es eso lo peor porque a falta de tres vueltas, cuando se encuentra en una cómoda tercera posición, es parado por los jueces de nuevo y descalificado de la prueba.

Así es esta especialidad en la que los jueces juegan un factor determinante a la hora de aplicar criterios, que no son en muchísimas ocasiones para todos igual. Como ha sucedido en el tenis con el ojo de halcón o recientemente en otros deportes con el VAR, urge aplicar medidas tecnológicas en la marcha atlética que determinen las infracciones de los atletas y faciliten la labor de los jueces. Será entonces todo muchísimo más fácil y un deporte más justo.

Desde noviembre de 2016 hasta el 23 de junio de 2019 Pablo Pastor no había sido descalificado de una prueba de marcha, habiendo ganado en ese espacio de tiempo cinco medallas de oro y un bronce en campeonatos de España. Durante esta temporada en la que es juvenil de primer año ha peleado de tú a tú y superado en ocasiones a los que son un año mayor que él. Lógicamente la descalificación es dolorosa, pero de ella se debe aprender y sacar lo positivo, que lo tiene, para mejorar y perfeccionar con trabajo y tesón una técnica que en esta especialidad lo es todo.

Tags: ESCUELAS ATLETISMO CAMPEONATO DE ESPAÑA PORTADA

PUBL CLUB2019

Visitantes

Hoy: 43 | Ayer: 39 | Semana: 43 | Mes: 369 | Visitas totales desde 2005: 1984335